¿QUE PUEDE HACER EL QUIROPRÁCTICO POR EL DOLOR DE CUELLO?

La disciplina de la salud, la quiropráctica se distingue por el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de los trastornos del sistema neuro-musculoesquelético. Por lo tanto, se ocupa de las patologías mecánicas reales o percibidas del sistema musculoesquelético, en particular la columna vertebral. También afecta sus implicaciones biomecánicas y neurofisiológicas. La gestión realizada durante una consulta quiropráctica tiene en cuenta los aspectos biopsicosociales y su impacto en la salud.

La Quiropráctica consiste en ajustar con precisión los segmentos afectados por el complejo de subluxación vertebral.

Devolver a la columna vertebral y el esqueleto en general a su estado de normalidad funcional y eliminar las interferencias producidas sobre el sistema nervioso

DIANGOSTICAR

El diagnóstico puede aplicarse para ratificar o rectificar la presencia de una enfermedad, como también para conocer su evolución en el caso de confirmarse la misma. En la mayoría de los casos, para poder complementarse un diagnóstico apropiado y certero, se debe contar con material extra, ya sea Exámenes Adicionales (RX, Resonancia Magnética)

No puedes tratar una patología sin antes identificar de donde se origina el dolor, su evolución.

El quiropráctico colabora con los demás profesionales sanitarios y no dudara en orientar a los pacientes que lo necesiten hacia otros especialistas si el estado de salud del paciente así lo requiere.