¿LOS QUIROPRÁCTICOS TRATAN SOLAMENTE LAS PATOLOGÍAS DE ESPALDA Y DE COLUMNA VERTEBRAL?

FALSO
Si, los Quiroprácticos son especialistas en la prevención y el tratamiento de los trastornos neuromúsculo-esqueléticos (MSD), más sin embargo el tratamiento se extiende más allá de las patologías relacionadas con la espalda. De hecho, se puede consultar a un profesional Quiropráctico para muchos dolores musculares, articulares y neurológicos como : lumbago, ciática, cruralgia, cervicalgia, pero también para tortícolis, cefalea, migrañas, vértigo o para un síndrome del túnel carpiano, esguinces, distensiones, y tendinitis ,entre muchas otras patologías…
El tratamiento también puede considerarse después de un accidente, lesión o trauma.



¿LA QUIROPRÁCTICA SE  DIRIGE A TODO EL PÚBLICO?

REAL
La atención quiropráctica, ya sea curativa o preventiva, es posible en todas las edades e independientemente de la condición física del paciente. Niños, mujeres embarazadas, adultos mayores, adultos sedentarios o los mejores atletas … cada momento de la vida requiere atención especial, el quiropráctico establecerá con usted un plan de tratamiento adaptado a sus necesidades.

¿ LOS quiroprácticos “TRUENAN HUESOS” ?

VERDADERO Y FALSO
 Durante ciertas manipulaciones quiroprácticas, puede producirse un “ruido crepitante”; No es ni sistemático ni peligroso. Estos “crujidos” no emanan huesos sino que son articulares y benignos. En realidad, provienen de un intercambio de gases entre la junta y su entorno. Durante la manipulación quiropráctica, los ligamentos que rodean la articulación se estiran y dejan fuera las “burbujas de aire” que ocurren naturalmente. El ruido a veces puede ser sorprendente, especialmente en el área cervical más cercana al oído interno, pero no es doloroso ni sintomático. Sin embargo, si esta idea le preocupa, puede hablar con su quiropráctico para que adapte su cuidado.