La quiropráctica en los niños

crecer en salud completa

La quiropráctica tiene como objetivo optimizar la salud garantizando la integridad del  sistema nervioso, muscular y articular. Está particularmente interesada en la columna vertebral, cuya alineación y movimiento adecuados son esenciales para una buena comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Los niños también tienen un sistema nervioso y una columna vertebral. Por lo tanto, pueden beneficiarse de la atención quiropráctica tanto, si no más, que los adultos.

“¡Pero los niños no tienen dolor de espalda!”

El dolor de espalda es solo una de las muchas manifestaciones de un problema en la columna. La subluxación vertebral, es decir, la disfunción mecánica y neurológica de una articulación vertebral, puede ocurrir incluso al nacer e incluso antes.Muchos padres saben que la posición intrauterina puede afectar el curso del parto, pero pocos saben que la misma posición también puede causar problemas en la columna.

El trauma del nacimiento tiene un impacto significativo en la columna vertebral y el sistema nervioso. Ya sea debido a un trabajo demasiado corto o demasiado largo, un defecto en la dilatación del cuello uterino, una intervención médica (medicamentos, fórceps, ventosa, cesárea) o incluso un giro o tracción significativo del cuello del bebé durante la salida, el nacimiento deja secuelas más o menos significativas en la columna vertebral de más del 75% de los bebés.

Estas secuelas tendrán varias consecuencias en el desarrollo del niño. Es por eso que  muchos padres hacen  revisar la columna vertebral de su bebé en los primeros días después del nacimiento.

A lo largo de su desarrollo, los niños deben enfrentar diversas tensiones físicas, químicas y emocionales que pueden conducir a la subluxación vertebral: caídas, contaminación, mochila pesada, posición sentada prolongada, trauma, ira, etc.

¿Por qué consultar quiropráctica con su hijo?

Aquí hay algunos signos que pueden indicar problemas en la columna.

Infantes

  • Dificultad para amamantar
  • Movimiento restringido del cuello y la cabeza (tortícolis congénita)
  • Cabeza plana (plagiocefalia)
  • Irritabilidad
  • Molestias
  • llanto frecuente.

Bebés y niños pequeños

  • Retraso en el desarrollo motor.
  • Organización motora anormal (por ejemplo, arrastrar las nalgas en el suelo para avanzar, tirar de un brazo del suelo, levantarse con una pierna …)
  • Un hombro más bajo que el otro.
  • Desviación de la columna vertebral / escoliosis visible (forma de S)
  • Se queja de dolor
  • Caídas frecuentes

 Niños

Un hombro más bajo que el otro, orejas no alineadas la misma altura, pueden presentarse como inicio de escoliosis
  • Dolor de cabeza
  • Un hombro más bajo que el otro.
  • Desviación de la columna vertebral / escoliosis visible (forma de S)
  • Dolores de crecimiento
  • Trauma (Caídas , accidentes automovilísticos)
  • Dolor neuromusculoesquelético
  • Problemas posturales (hombros encorvados, movimiento de la cabeza hacia delante …)

Adolescentes

  • Dolor de cabeza
  • Dolor neuromusculoesquelético
  • Síndrome de cuello de mensajes de texto (Dolor de cuello)
  • Problemas posturales (hombros encorvados, movimiento de la cabeza …)
  • Traumas (Caídas, accidentes automovilísticos, Golpes, etc.)
  • Un hombro más bajo que el otro.
  • Desviación de la columna vertebral / escoliosis visible (forma de S)

Debido a que la atención quiropráctica optimiza el sistema nervioso, mejora la comunicación entre el cerebro y el cuerpo, y activa el poder curativo natural del cuerpo, muchos síntomas que a menudo se encuentran en niños de 0 a 18 años pueden mejorar.


Cuidado quiropráctico amigable para los niños

Los quiroprácticos profesionales adaptan sus ajustes de acuerdo con la edad del niño. En los recién nacidos, por ejemplo, la presión ejercida es similar a la de un toque. La presión y la velocidad del ajuste quiropráctico aumentarán gradualmente con el crecimiento del niño para respetar su anatomía y fisiología.

Tratamientos de bienestar para todos

Muchos padres están recurriendo a la quiropráctica para brindar atención de bienestar a sus hijos. Al estar conscientes de las causas (como el estrés físico, químico y emocional) y las consecuencias de la subluxación de la columna, estos padres eligen ofrecer a sus hijos un control regular de su columna para optimizar su sistema nervioso y liberar su potencial de salud.

Es importante comprender que la quiropráctica no trata ni cura enfermedades. Asegura que la conexión nerviosa esté libre de interferencias, lo que permite que el cuerpo funcione de manera óptima y exprese su potencial de salud.

Pueden observar las posturas de sus hijos, sabemos que el adolescente se vuelve sedentario, adopta malas posturas frente a la televisión o la computadora, videojuegos,etc.. Y en este momento, bajo el efecto de las hormonas, sus ligamentos son más flexibles y su cuerpo estará cambiando rápidamente, promoviendo así el desarrollo de disfunciones vertebrales como la escoliosis.

Corrige estas lesiones desde la primer etapa de su vida

Evita que tu hijo tenga problemas de columna vertebral en su edad adulta.