DOLOR DE ESPALDA

Ésta información es sólo para efectos educativos, no se destina a diagnosticar, tratar o curar enfermedades.
Consulte a su Quiropráctico certificado para realizar un Diagnóstico correcto antes de realizar cualquier TRATAMIENTO.

Si tiene dolor de espalda, no tome la situación a la ligera. El dolor de espalda puede impedirle funcionar normalmente en sus actividades diarias. Algunas posiciones se vuelven incómodas, incluso insoportables. La calidad de su sueño ya no es la misma. Te vuelves más irritable e impaciente. Ya no puede desempeñar correctamente su papel de padre o trabajador. Tu energía y productividad están volando.

Sepa que no está solo, el dolor de espalda es común, el 80% de las personas sufrirán al menos una vez en la vida. Pero frecuente no significa normal. Usted puede negarse a sufrir de esta manera de dolor de espalda. Permítanos guiarlo y ayudarlo para que pueda recuperar toda la libertad de una vida sin dolor.

Un dolor de espalda es también…

El término “dolor de espalda” incluye muchas condiciones. Además, se usan varios términos para hablar del mismo problema. Aquí hay una lista de las expresiones más comunes que se usan para describir el dolor de espalda: Dolor de espalda ,Dolor lumbar, Esguince lumbar, Dolor en el nervio ciático (con adormecimiento o ardor en la pierna o la nalga) Hernia de disco, lumbago ,Torre de riñon, etc.

CAUSAS DEL DOLOR DE ESPALDA

Es posible que pueda calificar y cuantificar su dolor, pero ¿sabe realmente de dónde proviene su dolor de espalda? Dado que a veces es difícil distinguir la causa de un dolor de espalda, es importante consultar a un profesional de la salud calificado que podrá determinar si su dolor de espalda es mecánico. Si este es el caso, una o más estructuras anatómicas de su columna vertebral están involucradas: vértebra, músculo, tendón, ligamento, cápsula, nervio,etc …

En situaciones raras, un problema subyacente más serio puede causar dolor de espalda. Esto puede incluir una fractura, una infección, un aneurisma de la aorta, un problema renal o un cáncer. En esos casos se requiere atención médica urgente.

Dolor de espalda de origen mecánico.

 A – Lesión o lesión aguda

Este tipo de lesión ocurre de manera clara y, a menudo, brutal: impacto en un deporte, accidente automovilístico, caída sobre el hielo, etc. Varios espasmos musculares se asientan rápidamente para proteger el área lesionada y por lo tanto causan dolor de espalda. La inflamación se produce y el dolor es casi instantáneo. En caso de impacto significativo, es aconsejable consultar para un examen físico y radiológico. Una fractura puede estar presente y un manejo adecuado y oportuno puede marcar la diferencia. A veces, el impacto parece trivial y aparecen pocos o ningún síntoma a corto plazo. Sin embargo, varios mecanismos de compensación pueden llevar a problemas a más largo plazo. Las heridas traumáticas son una causa importante de subluxaciones vertebrales (ver más abajo), una causa común de dolor de espalda.

B – Lesión por acumulación o microtrauma.

Este tipo de lesión es muy común en nuestra sociedad moderna y generalmente viene en dos formas.

 1. Dolor de inicio gradual: en esta categoría, el dolor de espalda se establece gradualmente sin demasiado aviso. Característicamente, es un dolor ocasional, que se hace cada vez más presente con el tiempo. Por lo general, es difícil para el paciente explicar el motivo de la aparición de su dolor de espalda, ya que no parece haber un factor directo.

 2. Dolor repentino, pero sin traumas importantes: esta es la situación típica de la “barrera de espalda” o “riñón de torre” después de un movimiento bastante común. El dolor es agudo y deslumbrante, los espasmos musculares son considerables, pero el movimiento que desencadenó el dolor de espalda no parece explicar la intensidad de la incomodidad que se siente. Tal situación indica que ya había problemas silenciosos en esta área de la columna vertebral, y el movimiento que provocó el dolor de espalda es simplemente la gota que derramo el vaso. Estos dos tipos de dolor de espalda tienen un origen común: una disfunción mecánica de la columna vertebral. Más precisamente, un mal movimiento entre ciertas vértebras. Estas anomalías funcionales se llaman subluxaciones vertebrales. Las causas de estas disfunciones mecánicas son múltiples. Aquí están los tres más comunes: mala postura ,movimientos repetitivos, herida o trauma.

Este es un fenómeno de acumulación durante semanas, meses o años, que deja huellas en su columna vertebral. Las subluxaciones vertebrales, cuando son más importantes, obligan a los músculos de la región a contraerse (mecanismo de protección) y la inflamación se establece.

Así es como se produce el dolor de espalda. La subluxación vertebral también tiene un componente neurológico, que puede afectar negativamente a muchos otros sistemas del cuerpo y obstaculizar el proceso de curación natural.

Las subluxaciones vertebrales pueden permanecer en silencio durante años, apareciendo eventualmente en la forma de un disco con hernia o lumbalgia, o aparecer de manera más sutil y gradual en la forma de un dolor de espalda ocasional que se intensifica con el tiempo … hasta que se vuelve insoportable e incapacitante.


Además del dolor, las subluxaciones promueven la aparición temprana de artrosis en la columna vertebral, otra causa de dolor de espalda.


Es importante que un profesional de la salud verifique la causa de SU dolor de espalda para sugerir la solución adecuada.