¿ Como se realiza la primera Consulta?

Una consulta de quiropráctica se lleva a cabo en tres etapas:

 Primera Cita: Detectar/Diagnostico

La fase fundamental es el diagnóstico el cual nos permite descartar las contra-indicaciones y establecer las indicaciones para la atención quiropráctica. Él también está interesado en qué, en sus condiciones de vida y de trabajo, puede promover la aparición de trastornos. Esto incluye los siguientes elementos:

  • La anamnesis, es decir el interrogatorio del paciente
  • Examen físico
  • Examen neurológico (caminar, reflejos, pruebas de sensibilidad y habilidades motoras …)
  • El examen ortopédico
  • Examen clínico (palpación ósea y muscular)
  • Exámenes adicionales pueden ser solicitados por el quiropráctico:
  • Radiografías o Resonancia magnética.
  • Exámenes electro-fisiológicos

Sobre esta base, el quiropráctico define su plan de tratamiento y le dice cuántas consultas considera necesarias para mejorar su condición.

Corrección:

Después de establecer un diagnóstico de su jurisdicción cuando se decide intervenir en un paciente, el quiropráctico escogerá técnicas manuales que va a implementar y que mejor se adapten para la mejoría y  alivio a la patología del paciente.

El quiropráctico interviene de forma manual (los denominados ajustes quiroprácticos). El quiropráctico también está involucrado en los tejidos blandos (músculos, tendones y ligamentos). También puede ser llevado a trabajar de forma complementar con  fisioterapia o complementar su manejo mediante ejercicios terapéuticos.

 

Seguimiento/Prevenir:

El quiropráctico también puede darle consejos en términos de posturas, nutrición o estilo de vida para mejorar la efectividad del tratamiento.