CIÁTICA

Ésta información es sólo para efectos educativos, no se destina a diagnosticar, tratar o curar enfermedades.
Consulte a su Quiropráctico certificado para un Diagnostico oportuno.

¿Sientes dolor en la nalga y detrás de la pierna?¿Tiene sensación de entumecimiento, hormigueo o descarga eléctrica?

Usted bien puede estar sufriendo de ciática o dolor ciático. . El dolor ciático es un síntoma, ya que es causado por otro problema. Puede ser causada por hernia de disco lumbar, osteoartritis (u osteoartritis), degeneración del disco, subluxación vertebral o síndrome piriforme. Otros problemas menos frecuentes pueden ser la causa de la ciática.

A menos que haya un trauma directo en el nervio ciático, la ciática comienza gradualmente a seguir malas posturas y hábitos de vida. Rara vez afecta a personas menores de 20 años; Se encuentra con mayor frecuencia en personas de 35 a 64 años. El envejecimiento y algunas enfermedades de las articulaciones (artritis, osteoartritis …) pueden contribuir a su aparición.

El dolor del nervio ciático. La ciática (o inflamación del nervio ciático) es un dolor en la nalga y detrás de la pierna que puede descender desde la pantorrilla hasta el pie. De hecho, este dolor sigue el camino del nervio ciático, de ahí su nombre. En la jerga popular, a menudo se escucha (y erróneamente) “Tengo el nervio asiático”, “Tengo un estiramiento del nervio ciático” o “Tengo ciática”. En el mundo médico, también hablamos de neuritis ciática.

Síntomas asociados al nervio ciático.

Los pacientes con dolores del nervio ciático se quejan de entumecimiento, falta de fuerza, descarga eléctrica, hormigueo, debilidad muscular o ardor.

Estos dolores y sensaciones pueden agravarse por un esfuerzo o una tos. En general, el dolor ciático afecta solo un lado, pero a veces puede terminar en ambas piernas. El dolor en la parte baja de la espalda, generalmente de menor intensidad, ocasionalmente acompaña a los problemas del nervio ciático.

El dolor ciático suele ser peor en una posición sentada y puede ocasionar dificultad en el movimiento de la pierna.

El dolor intermitente del nervio ciático (que va y viene) significa que el problema nunca se resuelve realmente. Consulte a un quiropráctico profesional y realiza un Diagnóstico preciso, (para determinar la causa de su dolor de nervio ciático) y tratamiento, que lo ayudará a liberarse de una vez por todas de su dolor ciático, de lo contrario puede empeorar la intensidad y la duración de los síntomas ciáticos.

diagnóstica a tiempo

La consulta quiropráctica también está indicada si sus síntomas ciáticos persisten, empeoran o progresan. La disfunción del nervio ciático no es responsable de todo el dolor en la parte posterior de la pierna. Varios otros problemas pueden ser la causa, como la subluxación vertebral (desalineación o disminución del movimiento entre dos vértebras), el síndrome de glúteos (inflamación del músculo que difunde un dolor en la pierna) o la elongación muscular de los isquiotibiales. isquiotibiales. Hay docenas de otras posibles causas.

TRATAMIENTOS ADAPTADOS A LAS NECESIDADES DE CADA PACIENTE